SOY AINARA Y ME HE FOLLADO AL CURA QUE ME CONFESO

Cuando era pequeña y me confesaba, al cura siempre le decía que me metía los rotuladores gordos por el coño y que soñaba con las pollas de los chicos de mi clase. Hoy, después de tanto tiempo he decidido volver a confesarme. Al sacerdote le he contado todas las cosas malas que he hecho en este año y medio y me ha puesto un castigo muy raro… mi penitencia ha sido comerle la polla y meterse su enorme polla entre las piernas. Debe ser que le he puesto cachondo. Bueno rezaré un par de oraciones a ver si me salvo…

AINARA FOLLANDO EN UN CONFESIONARIO

HAZ CLICK SOBRE LAS FOTOS PARA VER EL VÍDEO COMPLETO